Skip to content

El color del cristal con que se mira: Beau Lotto y las ilusiones ópticas.

24 diciembre 2009

Interesante charla (con subtitulos en castellano) del TED (Tecnología, Entretenimiento y Diseño) a cargo de Beau Lotto, fundador del lottolab (una mezcla entre un estudio de arte y un laboratorio científico) sobre cómo las ilusiones ópticas “engañan” a nuestro cerebro:

Si van a recordar algo de los próximos 18 minutos, recuerden esto: la luz que llega a nuestro ojo, la información sensorial, no tiene significado. Porque podría significar literalmente nada. Y lo que es verdad para la información sensorial, es verdad para la información en general. No hay significado inherente en la información. Es lo que hacemos con esa información lo que importa. Así que, ¿cómo vemos?. Bueno, vemos aprendiendo a ver. El cerebro desarrolló los mecanismos para encontrar modelos, relaciones de información, y para asociar esas relaciones con el significado conductal, un significado al interactuar con el mundo. […] Nuestro cerebro no se desarrolló para ver el mundo de la manera que es. No podemos. En cambio el cerebro se desarrolló para ver el mundo de la manera que fue útil verlo en el pasado. Y la manera en que vemos es redefiniendo continuamente la normalidad.

A lo largo de la charla se presentan diferentes ilusiones que recuerdan a algunas ya conocidas, como la increíble “ilusión de la silueta” (creada por Nobuyuki Kayahara en 2003) en la que podemos ver a una mujer girando en ambos sentidos, o como la ilusión del tablero de ajedrez donde dos casillas aparentemente diferentes (donde una parece ser blanca y la otra negra) son en realidad del mismo color (la original fue creada por Edward H. Adelson del M.I.T en 1995 y de ella existen múltiples variantes):

Beau Lotto es además coautor del libroWhy we see what we do: A wholly probabilistic strategy of vision“, donde se presentan diferentes evidencias que llevan a sus dos autores a la conclusión de que el sistema visual no se encuentra organizado para generar una representación verídica del mundo físico, sino más bien un reflejo estadístico de la historia visual de las especies y del observador individual. Por lo tanto, lo que los humanos realmente somos capaces de ver es una manifestación reflexiva del pasado en lugar de un análisis lógico del presente. La idea de que las imágenes que nosotros conscientemente “vemos” representan el significado histórico de los estímulos visuales se deriva de la incapacidad para descifrar analíticamente la información que recoge la retina, y tiene consecuencias de gran alcance no solo en el campo de la visión, sino en la función general del cerebro. El beneficio inmediato de este enfoque es que proporciona un marco mediante el cual entender una gran variedad de ilusiones visuales que de otra manera son difíciles, si no imposibles, de explicar.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: